Sobre el Proyecto:

Escogimos el nombre “Pibe Groso” porque encontramos que en Argentina es una expresión que se utiliza para referirse a alguien que es muy bueno en algo, alguien excepcional y al mismo tiempo popular, del barrio. Y debido a que se trata de un pequeño grill argentino de fácil acceso, nos pareció más que adecuado. Posteriormente nos enfocamos en que la imagen lo comunicara correctamente, por lo que también se desarrollaron 2 mascotas para que personificaran al “pibe groso”. Para su primera sucursal hicimos la propuesta de interiores, los gráficos ambientales, y el diseño de mobiliario.

Participaron:

Marco López en el diseño de interiorismo; Edgar Torres en el diseño y desarrollo de la imagen corporativa; Karime Pérez en el diseño de mobiliario;