Considera estos consejos al desarrollar tu sitio web:

 

Objetivo del Sitio:

Definir para qué lo necesitas. Por ejemplo, de los siguientes establece cuáles pudieran ser los objetivos:

 

  • Tarjeta de presentación electrónica (tener presencia en Internet).
  • Venta de productos o servicios.
  • Desarrollar un banco de datos para Marketing en Línea.
  • Generar una guía de apoyo para vendedores y representantes.
  • Publicidad de respuesta automática.
  • Mantenerse con la competencia.
  • Personalizar correos electrónicos.
  • Exposición a un territorio (mercado) más amplio, nacional o mundial.
  • Proveer a clientes de información sobre los productos o servicios.
  • Convertirse en un negocio en línea en lugar de uno tradicional.

 

¿Qué tipo de Sitio necesitas

Por el gran impacto logrado por las páginas desarrolladas con animación (en Flash), es muy común que nuestros clientes nos soliciten la construcción de un sitio totalmente animado, por lo que creemos necesario hacer la siguiente observación:

Las páginas totalmente animadas con Flash son muy impactantes y atractivas; sin embargo, las empresas comercializadoras que venden productos o servicios en línea, prefieren las páginas programadas en HTML o PHP, ya que se pueden actualizar constantemente.

Considera también que el visitante promedio tiene muy poca paciencia para esperar que se descarge una página (Según estudios recientes, un visitante común sólo espera de 10 a 20 segundos como máximo para que se desplieguen las imágenes contenidas).

Además muchos «gadgets«inteligentes no pueden visualizar sitios desarrollados en Flash, como es el caso de los iPhones o iPads.

 

Mercado Meta:

Establece el rango, sexo, nivel social y profesional de los visitantes deseados.

 

El Tiempo:

  • De dos semanas a un mes para desarrollar las especificaciones y formación del website, más el contenido y los materiales.
  • De dos a tres semanas para completar el website.
  • Una semana de prueba y de implementación.

 

La planeación y las especificaciones del sitio:

  • La apariencia y sensación del sitio.
  • Características necesarias y su funcionalidad.
  • Cualquier aplicación adicional requerida.
  • Consideraciones sobre el tipo de hospedaje.
  • Estrategias de mercado para posicionarlo.

 

¿Quién hospedará el sitio?

Una vez que la planeación y las especificaciones han sido establecidas, es recomendable contratar una compañía de hospedaje, de preferencia en México para que cuando surja un problema, el lenguaje no sea una limitante. De preferencia esta compañía debe garantizar la instalación de las aplicaciones necesarias, sin depender de ellos.

 

¿Quién administrará y dará mantenimiento al sitio?

El mantenimiento se puede lograr de varias maneras:

  • Contratando a un ingeniero en sistemas o diseñador web (webmaster) que trabaje desde tu oficina.
  • Contratando por honorarios a un consultor y pagádole por las horas dedicadas al proyecto.
  • Configurando el sitio tú mismo desde tu lugar de trabajo, agregando o borrando información, textos e imágenes.
  • Trabajando con una firma de diseño como Ideográfico, que te brinde la confianza y formalidad para resolver los problemas que se presenten.

 

Promoción del sitio:

Considera que aproximadamente un 30% del tráfico se originará de fuentes externas al Internet. Y el porcentaje restante directamente a través de él.

 

Fuentes externas:

  • Radio, TV, períodico y publicidad en revistas.
  • Mensajería directa.
  • Referencia personal de "boca en boca".
  • Familiaridad de los empleados y colaboradores con el sitio (catálogo).
  • Exhibición prominente en toda la publicidad de la empresa, papelería, tarjetas de presentación, edificios, automóviles, etc.

Fuentes de Internet:

  • Buscadores (search engines) y directorios como Google o Yahoo.
  • Noticiarios y foros de discusión (blogs).
  • Tarjetas Web o eFlyers.
  • Desplegados de prensa en línea o menciones en textos.
  • Publicidad en Banners.
  • Intercambio de ligas con otras páginas.
  • Correo electrónico personalizado.
  • Publicidad de auto-respuesta.